Los errores más comunes al preparar pasta
Que si está dura, que si se ha pasado. Que ni la salsa cuaja ni el queso funde. No es problema de la pasta elegida, es nuestro, que no dejamos de repetir los mismos errores plato tras plato.

Cocción. Uno de los principales problemas. Más que estimar 10-12 minutos de cocción y retirar la pasta, mejor probar y asegurarse que la pasta presenta resistencia al morder pero se deja partir

Salsas. Una de las desesperaciones con la pasta es la no ligación de la salsa. ¿Por qué? Porque existe la costumbre de echar aceite para evitar que se pegue y eso hace que después la salsa no quede bien adherida a la pasta.

Lavar. Hacemos la pasta con sus condimentos y después de escurrirla la pasamos por agua, qué idea tan proco brillante porque ser irá todo el sabor. Mejor dejarla reposar que ella sola absorbe el exceso.

Sal. Antes incluso de encender el fuego, el salero ya está por entero dentro de la cazuela. Error, el agua con sal tarda mucho más en hervir. Su momento viene después.

Elaboración. Primero la salsa y luego la pasta y no al revés. ¿Por qué? Porque la salsa (si está hecho en condiciones) no se secará, mientras que la pasta si tiene que esperar a que se haga la salsa terminará por quedarse pegada y dura.


Alcachofas guisadas con almejas en caldo de azafrán
Hay que ir manteniendo el tipo que el verano está a la vuelta de la esquina, y para ello comer sano, consistente pero ligero es fundamental para no sucumbir a otros platos más calóricos.

Ingredientes:

- 16 alcachofas.
- 500g de almeja de carril.
- 30g de jamón ibérico de bellota.
- 50ml de aceite de oliva virgen extra.
- 1 cucharada grande de harina.
- Un poco de azafrán.
- Caldo de pescado.
- Un ajo picado.
- 10cl de manzanilla de San Lucar.

Limpiar las alcachofas para después cocerlas. Nos quedamos sólo con los corazones, que partiremos por la mitad.

Reservamos las alcachofas y en una sartén rehogamos, durante dos minutos, el ajo picado, el jamón picado y el aceite. En la misma sartén añadimos la harina y la rehogamos durante otro minuto para que ésta no sepa a crudo.

Sin retirar la sartén del fuego, añadimos a la mezcla las almejas y la manzanilla para que maride con todo durante otro par de minutos.

Cuando tengamos un conjunto de ingredientes bien fusionado, incorporaremos las alcachofas, el caldo de pescado y el azafrán para ligar bien todos los sabores.

Sólo apagaremos el fuego y serviremos cuando las almejas se hayan abierto y la salsa tenga una textura espesa.


Caldo de Pescado o Fumet

Ingredientes

- Cabezas y espinas de pescado, mero, rape, pescadilla, lubina... lo que tengáis.
- Las cascaras de unos 500 gr de gambas
- Aceite de oliva. Sal. Perejil.
- Un par depuerro, 1 tomate, 2 zanahorias, 1 cebolla
- Un litro o litro y medio de agua, según lo queráis de fuerte
Preparación

La operación es tan simple como meter en una olla con agua todos los ingredientes.

A mí me gusta perfumarlo un poco más con unas ramas de apio y media hoja de laurel.

Se sala ligeramente y se pone a fuego fuerte. Cuando rompe a hervir, se baja y se deja a pequeños borbotones durante veinte minutos, con eso basta.

 




Caldo de Verduras


Ingredientes para hacer entre un litro y un litro y cuarto de caldo

- 250 gr. de champiñones
- Un puerro (75-100 gramos)
- 1 pimiento verde (50 gr)
- media cebolla pequeña (100 gr)
- 2 zanahorias (100 gr. cada una)
- 2 trozos de apio (50 gr en total)
- 1 nabo (250 gramos)
- 1 tomate mediano (125 gramos)
- 2 o 3 ramas de perejil
- 1 hoja seca de laurel
- 5 granos de pimienta negra
- 1 cucharada pequeña con sal
- 6 cucharadas grandes aceite oliva - Un litro y medio de agua

 

La mente y los gustos se adaptan perfectamente a la temperatura que nos rodea. Pues bien, con el frio que hace solo pienso en tomar sopas y caldos, en especial para la cena. Una solución muy rápida y sencilla es hacer un caldo de verduras.

Con este tipo de caldos tenemos la solución perfecta para una cena rápida o incluso para utilizarlo en fondos de arroces.

1º) Limpia los champiñones (quitándoles toda la arena) y córtalos en cuartos. Coge el puerro y córtalo en rodajas. Pela las zanahorias y córtalas a taquitos. Pela la cebolla (recuerda que solo necesitas media) y córtala en julianas (en tiras finas).

2º) Hecha el aceite de oliva en una cacerola y ponla al fuego.

3º) Cuando el aceite esté caliente añade las verduras que acabamos de cortar (el puerro, la zanahoria, la cebolla y los champiñones). Incorpora una cucharadita de sal y deja que se rehogue todo durante 12 o 15 minutos (sin quemar las verduras).

4º) Mientras tanto vamos a pelar el nabo y a cortarlo en cuatro pedazos, lavaremos el tomate y lo cortaremos también a cuartos y cogeremos el pimiento verde y le daremos un corte a lo largo (para que no flote en el caldo). Deja esta verdura aparte y cuando pasen los 12-15 minutos añade el agua (a temperatura ambiente, no caliente) a la cacerola.

5º) Ahora incorporamos las verduras que teniamos aparte (el nabo, el tomate y el pimiento) y los ingredientes que faltan (laurel, pimienta, perejil y apio). Sube el fuego para que el caldo hierva. Cuando empiece a hervir bajamos a fuego medio y dejamos cocer durante 45-50 minutos sin tapar.

6º) Pasado este tiempo cogeremos otro cacharro donde recoger el caldo y colocaremos sobre él un colador. Cuela el caldo. Puedes guardar las verduras por si quieres prepararte crema de verduras.

7º) El caldo está preparado y listo para usarse, pero si vas a guardarlo tenemos que hacer que el caldo esté a temperatura ambiente para guardarlo en la nevera durante 2 o 3 días. Si prefieres congelarlo usa recipientes preparados para la congelación. El caldo puede durar en el congelador entre uno y tres meses

A comer:

Quizás te parezca corto de sal, pero tienes que tener en cuenta que este caldo de verduras se usará en otras recetas y si está demasiado fuerte el punto de sal puedes tener muchos problemas para ajustar el sabor de las recetas sin que te quede salado. Por eso es mejor dejarlo con la cantidad de sal que lleva y ajustarlo más adelante según el uso que le demos al caldo.

No pasa nada si te falta alguno de los ingredientes, puedes añadir otra verdura o probar con otras combinaciones.  Seguirás teniendo un caldo de verduras casero 100 % natural que enriquecerá enormemente cualquier plato en el que lo utilices.

Es importante que el agua que añadas esté a temperatura ambiente y no caliente. Cuando queremos que el agua coja el sabor de los ingredientes (como en este caldo) tenemos que añadir siempre el agua fría (temperatura ambiente), de esta forma los vegetales darán todo su sabor y sustancia al caldo. Javi




¿Los mejores canelones?

Elcomidista - Los canelones de Nandu Jubany son los más deliciosos que he probado en mi vida. ¡Y tengo la receta! [ Ver Video ]

INGREDIENTES para 10 personas

Relleno.- 1 pollo de corral de 2,5 a 3 kg troceado, 5 tomates maduros pelados, 1⁄2 cabeza de ajos, 3 cebollas medianas, 1 ramillete de hierbas (canela, laurel, tomillo y ajedrea), 150 ml de vino rancio (se puede sustituir por vino dulce), 100 ml de coñac, 200 g de pan de hogaza cortado grueso, 250 ml de leche, Aceite de oliva, Sal y pimienta negra recién molida

Bechamel .- 2 l de leche, 1/2 l de nata, 75 g de harina, 100 g de mantequilla, 100 g de cebolla, Un poco de vino rancio y coñac, Sal y pimienta blanca

Canelones.- 40 placas de pasta de huevo de buena calidad, 300 gr. de parmesano rallado, 50 g de mantequilla

Preparación

  1. Picar las cebollas del relleno.
  2. Salpimentar el pollo y dorarlo en una cazuela con su molleja, la grasa de su interior y aceite de oliva.
  3. Añadir las cebollas, los ajos y las hierbas. Cuando estén dorados (unos 10 minutos), añadir el tomate.
  4. Cuando se haya evaporado el agua del tomate, añadir el coñac y el vino rancio. Flambear.
  5. Cuando deje de oler a alcohol, ir añadiendo agua mientras el pollo se va haciendo para que no quede seco. Pasados unos 40 minutos, la carne debería estar blandita. Eliminar el exceso de grasa y rectificar de sal y pimienta.
  6. Deshuesar y picar la carne con las manos o con un robot de cocina junto a la mitad de la salsa.
  7. Mojar el pan del relleno en la leche. Añadirlo a la carne y rectificar de sal y pimienta.
  8. Devolver los huesos del pollo a la cazuela. Cubrir con agua y reducir hasta obtener un fondo que se utilizará para salsear los canelones.
  9. Empezar con la bechamel llevando la leche a ebullición. Añadir nata.
  10. Picar la cebolla fina y pocharla unos 10 minutos con la mantequilla en una cazuela a fuego suave. Añadir la harina y cuando se empiece a dorar, verter la mezcla de leche y nata removiendo con una cuchara de madera para que no queden grumos (si quedan, no estresarse porque luego la bechamel se cuela).
  11. Cocer a fuego lento unos 10 minutos. Añadir un chorro de vino rancio y otro de coñac y cocer otros cinco minutos.
  12. Colar y rectificar de sal y pimienta blanca.
  13. Cocer las placas de pasta siguiendo las instrucciones del fabricante. Repartir encima el relleno y enrollar los canelones. Ponerlos en una fuente de horno untada con mantequilla y cubrir con la bechamel.
  14. Espolvorear con queso rallado y gratinar en el horno hasta que se dore la superficie. Servir con un poco de salsa del pollo por encima


Crema de Calabacín


INGREDIENTES:

-
4 calabacines medianos
- 1 patata y 1 cebolla
- 1 pastilla de caldo de verdura
- Sal y Aceite de oliva
- 100 ml. de nata
- Nuez moscada y Perejil

PREPARACION:

Primero, lavamos bien y cortamos los calabacines en rodajas. Podemos pelarlos antes o no, va en gustos, si dejamos la piel la crema tendrá un color más verde y en la piel se concentran gran parte de las vitaminas del calabacín, aunque puede darle un gusto algo más amargo. Pelamos y cortamos en trozos también la patata, y picamos la cebolla. Ponemos todo a rehogar en una cazuela con un poco de aceite durante unos 5 minutos a fuego bajo, le añadimos el caldo de verdura hasta cubrirlo todo y lo dejamos cocer durante otros 20 minutos. Le añadimos la nata, la sal y una pizca de nuez moscada si nos gusta. Cuando haya vuelto a hervir, lo dejamos enfriar un poco antes de pasarlo todo por la batidora, retirando un poco del caldo de cocción para que quede consistente. Lo batimos hasta que quede bien cremosa. Comprobamos el punto de sal y lo servimos.

Para adornarla y darle un toque final, podemos espolvorear un poco de perejil fresco picado, unos picatostes de pan y un poco de nuez moscada. Podemos servirla fría o caliente, así que es un plato ideal tanto para el invierno como para el verano.


11 septiembre de 2014
Crema de mariscos

Ingredientes 4 personas:


  • 150 g de gambas
  • 200 g de almejas
  • 400 g de mejillones
  • 200 g de rape
  • 1/4 litro de nata líquida
  • 2 patatas grandes
  • perejil
  • aceite
  • sal
Aprende cómo elaborar esta deliciosa crema y sorprende a los tuyos

Pasos a seguir:

En una cazuela con un litro de agua se cuecen las gambas y el rape durante 12 minutos; después, se pelan las gambas, al rape se le quitan las espinas y se trocea y el caldo se filtra y se reserva.

Los mejillones y las almejas, bien limpios, se abren al vapor —por separado— con un poco de agua durante tres o cuatro minutos y, después, se separan de las valvas; el caldo se pasa a través de un paño fino y se reserva. Se cuecen las patatas con el caldo de pescado, el de los mejillones y el de las almejas y, cuando estén tiernas, se trituran; luego, al puré se le añade la nata líquida, se remueve bien y se sazona con sal.

Por último, se añade el pescado y los mariscos, se deja cocer durante unos minutos y se pasa por la batidora hasta conseguir una crema de consistencia ligera. La crema se sirve caliente y adornada con perejil picado.



Crema fría de melón
Ingredientes:

un melón
150 gr de jamón serrano en taquitos
un vaso de nata líquida para cocinar
un vasito de vino afrutado blanco
2 huevos cocidos
sal y pimienta

Preparación:

Partir el melón por la mitad, quitar las pipas y la corteza, evitando coger piel verde para que no añada acidez. Poner en batidora de jarra, añadir el vino, un chorrito de limón, la nata, la sal y la pimienta. Pasar por la batidora hasta que quede casi líquido, enfriar al menos un par de horas, y servir con los taquitos de jamón y los huevos picados por encima.


Crema de pescado y langostinos

INGREDIENTES 4 personas:

Para preparar el Caldo de Pescado para 8 raciones:

  • 1 Kg. de Huesos de Rape
  • 1 Cabeza Congrio o la cola
  • 2 Puerros
  • 1 Cebolla mediana
  • 2 Patatas Grandes
  • 1 Ramita de Apio
  • 2 Dientes de Ajo
  • 2 Hojas de Laurel
  • 2 Puerros
  • Cabezas langostinos o gambas (sólo si lo pones en la crema o sopa)
  • Aceite de oliva y Sal

Para la Crema de pescado y langostinos:

  • 200 ml Nata para montar
  • 16 langostinos pelados
  • 1/2 Cucharadita de mantequilla
  • Sal y pimienta

PREPARACION:

  1. Pelar y limpiar las verduras y hortalizas. Una vez que tengamos todo preparado nos pondremos “manos a la obra”.
  2. Para elaborar el caldo de pescado lo mejor es usar los huesos y cabezas que hayamos congelado con anterioridad. Si no tienes, puedes comprar huesos o cabezas de pescado (Salmón, Merluza, Congrio, etc.) en tu pescadería habitual.
  3. Lavamos los huesos descongelados o comprados, los introducimos en una cazuela grande, cubrimos con abundante agua (4 o 5 litros), añadimos las verduras (menos las patatas), un hilo de aceite de oliva y sal al gusto.
  4. Ponemos a cocer. Cuando empiece a hervir desespumamos y dejamos cocer a fuego lento durante 45 minutos. Cuando haya pasado media hora, probamos el punto de sal y añadimos las patatas.
  5. Una vez pasado el tiempo, retiramos del fuego y dejamos reposar el caldo durante un par de horas.
  6. Colamos la mitad del caldo sobre otra cazuela. Añadimos las patatas cocidas, los puerros y la nata. Trituramos todo bien con la batidora o Thermomix. Pasamos por un chino o colador y ponemos a calentar.
  7. Mientras salteamos los langostinos en una sartén con la mantequilla, salpimentamos y retiramos del fuego.
  8. Repartimos la crema en los platos y terminamos colocando cuatro langostinos en cada plato. Con la ayuda de una cuchara pequeña echamos unas gotas de la salsa que tenemos en la sartén cada plato.
  9. Servimos y degustamos esta deliciosa, y económica, Crema de pescado y langostinos.


21 Marzo de 2014
Crema de verduras con brócoli

Ingredientes

  • 1 litro de agua
  • 50 g de patatas peladas chascadas en trozos
  • 50 g de zanahorias cortadas a rodajas
  • 50 g de brócoli
  • 20 g de guisantes
  • 50 g de aceite de oliva
  • Pimienta
  • Sal
En casa, casi siempre tenemos de primero una crema caliente o una sopa de primer plato. Nos encanta. Desde hace ya mucho tiempo, y para que mi hijo no me proteste por comerse las verduras, se las hago en puré y las sirvo así, como crema de verduras. Tanto a él como a mí nos gusta mucho, y a esta crema le da un sabor especial al ponerlo. Pruébala y me cuentas.

Preparación

1.- Pon en una cacerola agua a calentar y cuando esté caliente mete en ella todos los ingredientes. Si tienes una vaporera, pon dentro del agua sólo las patatas y el resto de verduras en la vaporera.
2.- Cuando todas las verduras estén cocidas, tritúralas con un robot de cocina o con la batidora. Para que esté más fino, pasa por un colador.

NOTAS Para darle un toque un poco chic en una comida con amigos, lo puedes presentar servido en vasitos de chupito, caliente o frío, como más te guste. Para completar el plato, cuece un par de huevos y tritura la clara con la crema de verduras y la yema, la picas y la pones por encima de la crema, para decorar.

Por Vicky Ortiz


Crema suave de zanahoria con toque de naranja
Con esta suave crema conseguiremos saborear la dulce zanahoria que unida al toque de naranja adquirirá un sabor estupendo.

Ingredientes para 2 personas:


1/2 Kg de zanahorias
2 dientes ajo
1 cebolla
1 naranja
1 vasito de leche
1 chorrito de salsa de soja
1 pizca sal
1 pizca de curry
1 chorrito de aceite de oliva (para decorar)

Preparación:

Paso 1: Cocer zanahorias al vapor junto el ajo y cebolla (20 min)

Paso 2: Retiramos el accesorio de vapor y volcamos las verduras en el agua de cocción

Paso 3: Trituramos con ayuda de la batidora

Paso 4: Añadimos el vasito de leche, el curry la salsa de soja y la sal y removemos todo para unificar la crema

Paso 5: Por último añadimos el zumo de la naranja

Paso 6: Servir con el chorrito de aceite de oliva



Tres recetas para cocinar los mejores platos de pasta


Tallarines con nueces: Ingredientes para 4 personas:
- 250 g de tallarines,
- 100 g de nueces peladas,
- 1 huevo cocido,
- 2 cucharadas de margarina,
- 1 vasito de nata líquida,
- queso rallado,
- 1 diente de ajo, pimienta, sal.

Tortellini estilo Provenzal:
Ingredientes para 4 personas

- 300 g de tortellini,
- 1 pimiento verde,
- 1/2 pimiento rojo,
- 1 vaso de vino blanco,
- 5 cucharadas salsa de tomate,
- 12 almendras picadas,
- 1 cebolla,
- 4 dientes de ajo,
- 1 cucharada de pimentón,
- perejil, aceite, sal.

Ensalada fría de Lazos
Ingredientes para 4 personas:

- 350 g de pasta tipo lazo,
- 100 g de jamón York,
- 1 pimiento rojo,
- 3 tomates,
- 1 lata pequeña de atún,
- 3 manzanas,
- 50 g de nueces peladas,
- 2 huevos cocidos,
- 1 tazón de salsa rosa, sal.


Conseguir el punto exacto de cocción de la pasta no es tarea fácil. El tiempo necesario varía en función del tipo de pasta, su grosor, el tamaño... Lo que sí son condiciones generales es que deben cocer en abundante agua, sin tapar el recipiente, removerse con una cuchara o tenedor de madera y es necesario escurrirlas bien cuando estén ya cocidas.

Tallarines con nueces

Las nueces, el ajo, la margarina y la nata se ponen en vaso de una batidora, se pone sal y pimienta y se trituran. Esta crema se reserva.

En un recipiente apto para horno microondas se ponen los tallarines, se cubren con agua hirviendo, se sazonan con un poco de sal y se cocinan en el microondas, tapados con plástico adhesivo, durante 10 minutos al 100% de potencia. Ya cocidos, se escurren y se disponen en una fuente.

Sobre los tallarines se vierte la crema de nueces, se revuelve bien y se introduce en el microondas durante unos dos minutos al máximo de potencia. Sin más, se sirven espolvoreados con queso rallado y huevo cocido picado muy menudo.

Tortellini estilo provenzal

Cebolla, ajos y pimientos se pican muy menudos y se fríen, con poco aceite y a fuego muy lento, hasta que todo esté muy tierno.

Después, se incorpora la salsa de tomate y se mantiene en el fuego unos minutos más. A continuación, se agrega el vino, el pimentón y las almendras picadas, y se cocina todo junto durante 5minutos.
Aparte, se cuecen los tortellini en agua hirviendo y sal durante 10 minutos. Una vez cocidos, se escurren y se mezclan con la salsa que se tenía preparada. Se espolvorea perejil picado y se sirven.

Ensalada fría de lazos

La pasta se cuece durante 10 minutos con abundante agua hirviendo y sal, después se escurre y se reserva en una fuente.

En otro recipiente se pican las nueces, las manzanas peladas, el pimiento rojo y el jamón York. Se añaden los tomates troceados, los huevos duros cortados en discos y la lata de atún desmenuzado.

Cuando esté todo bien mezclado, se incorpora este preparado a la pasta, se extiende por encima la salsa rosa y se introduce en el frigorífico durante media hora antes de servir.



EL COCIDO MONTAÑES (Receta paso a paso)

INGREDIENTES 4 personas:

- 400 gramos de alubias blancas
- 200 gramos de tocino fresco o panceta de cerdo
- 100 gr. de chorizo casero fresco
- 1 manita de cerdo o rabo o también oreja
- 250 gramos de costilla de cerdo fresca y adobada
- 1 morcilla de arroz.
- Un hueso de codillo.
- 1 berza (o repollo)
- 2 patatas medianas
- Pimentón Dulce
- Aceite de Oliva y Sal

PREPARACION:

En el Puchero es sin duda el mejor utensilio para hacerlo, cocción de fuego limpio y lento, despacio y con calor uniforme, así que ponemos nuestra olla a punto y encendemos el fuego.

Paso 1: Se ponen las alubias en remojo la noche antes.
Paso 2: Cuando llega el momento de hacerlo, se les cambia el agua y se ponen en el puchero junto con el tocino, el hueso de codillo, la carne y la costilla de cerdo y el chorizo. Se cubren con agua y se dejan cocer, durante 1 hora y media a fuego lento y despacito.
Paso 3: Al comienzo con una espumadera se va sacando la espuma que ha ido saliendo y transcurrido ese tiempo se le añade la sal.
Paso 4: Mientras tanto, se limpia y trocea la berza y las patatas se pelan y se cortan en trozos grandecitos.
Paso 5: Cuando la carne esté hecha, se añaden la berza, las patatas y una cucharada de pimentón.
Paso 6: Se deja cocer 20 minutos para que la berza se mezcle bien con los demás ingredientes y coja sabor a continuación se añade la morcilla que previamente hemos pinchado con un tenedor para que no se reviente.
Paso 7: Dejamos cocer unos 15 minutos y una vez terminado, se sirve las alubias, berza y patatas por un lado tipo potaje y las carnes por otro lado en una fuente a parte.

Este plato es el plato único por excelencia de la cocina de los valles cántabros, es un menú completo y fuerte con un gran contenido en proteínas. Es costumbre el comerlo por separado, la legumbre primero y aparte las carnes y el embutido.

Con un postre típico de arroz con leche o leche frita y un orujo de Liebana para rebajar y acomodar la digestión es el mejor reconstituyente en invierno.




Espaguetis con almejas

INGREDIENTES 4 personas:

- 350 gr. de espaguetis
- 1 kg de almejas
- 2 dientes de ajo
- 1 cebolla
- 1 vaso de vino blanco
- Sal, Aceite de oliva
- Perejil fresco

PREPARACION:

Receta práctica que nos ayuda a gozar de una alimentación sana y sencilla pero sobretodo rápida, que nos deje tiempo para compaginar nuestra vida personal sin tener que sucumbir a comer cualquier cosa al llegar a casa.

  1. Dejamos las almejas durante 30 minutos en agua fría y sal (las proporciones son dos cucharadas de sal por cada litro de agua que utilicemos), las escurrimos y  lavamos.
  2.  Cortamos la cebolla  y los ajos, los rehogamos en aceite de oliva a fuego lento con un poco de sal.
  3.  Ponemos a hervir el agua con sal y una hoja de laurel. Cuando empiece la ebullición añadimos los espaguetis  y se mantienen el tiempo que nos indique el fabricante.
  4. Una vez la pasta la tenemos hervida la escurrimos, pero sin pasarle agua fría.
  5. Cuando la cebolla y el ajo se vayan dorando añadimos el vino blanco hasta que hierva, añadimos las almejas tapando la sartén  y subimos el fuego al máximo hasta que  se abran
  6.  Retiramos las almejas, desechando  las cerradas.
  7.  Pasamos la salsa de la sartén por el colador chino
  8.  Mezclamos en la sartén los espaguetis hervidos, las almejas y la salsa
  9. Se sirve en los platos y se espolvorea el perejil fresco cortado a juliana y a comer!

 




Cómo hacer los mejores espagueti carbonara en sólo cuatro pasos

En España es habitual darle el nombre de “carbonara” a cualquier plato de pasta embadurnado en nata, pero la receta original no tiene nada que ver. Y es mucho mejor.

Aunque los ingredientes son básicamente los mismos, estos admiten variaciones. Lo ideal es usar panceta o guanciale, una chacina italiana sin ahumar preparada con careta o carrillos de cerdo. También puede variar la composición de los quesos. Lo ideal es mezclar parmesano y pecorino romano, pero si se dispone sólo de una de estas variedades (o incluso de grana padano, más barato) el plato no va a sufrir demasiado.

Ingredientes para cuatro persona

  • 500 gramos de espagueti
  • Medio vaso de parmesano rallado
  • Medio vaso de pecorino romano rallado
  • Tres huevos enteros grandes y tres yemas
  • 150 gramos de panceta cortada en trocitos. En su defecto puede utilizarse beicon de calidad.
  • Pimienta negra recién molida
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Perejil (opcional)

El secreto reside en utilizar el calor que desprende la pasta para cocinar los huevos sin que cuajen del todo. Para ello basta verter el huevo batido y el queso en la pasta recién cocinada, añadiendo encima la panceta caliente, lo que creará una alineación de melosidad difícil de superar.

1. Llena una olla grande de agua, añade una cucharada de sal, y llévala a ebullición. Cuando hierva añade la pasta y cocínala siguiendo las instrucciones del fabricante para que quede 'al dente'.

2. Mientras se cocina la pasta, vierte en un bol los tres huevos enteros, las tres yemas y el queso. Bate bien la mezcla. Añade una pizca de sal y la pimienta negra recién molida (se generoso).

3. Pon una sartén a fuego medio con un poco de aceite y, cuando esté caliente, vierte la panceta cortada en trozos. Cocinar unos 5 minutos, hasta que esté crujiente. Si usas beicon tardará menos en hacerse.

4. Si la sartén en la que has cocinado la panceta es lo suficientemente grande, puedes combinar allí la pasta y los huevos. Si no, puedes usar un bol grande o las misma olla en la que has cocinado los espagueti, y verter allí la pasta, los huevos con el queso y la panceta. Hagas lo que hagas, sólo tienes que remover todo bien durante unos minutos, hasta que los huevos se cuajen un mínimo (algo sencillo con el calor de la panceta y la pasta). Hay quien añade, además, un vaso o dos del agua con el que se ha cocido la pasta. Antes de servir puedes añadir a la mezcla un poco de perejil picado y servirla de inmediato. En la mesa cada comensal puede añadir algo más de queso rallado o pimienta a su gusto. Bon appetit.



La Espardenyà: Curioso e inédito plato de la cocina popular Valenciana
La historia de la espardenyà apenas tiene 100 años y fue un hallazgo fortuito causado por un mal entendido. Cuenta la leyenda que cada día de siega, en un lugar de la Marjal de la Albufera entre Sueca y El Palmar, cada trabajador aportaba una parte de los ingredientes del plato que cada día pactaban para cocinarlo. Al parecer cierto día no quedaron demasiado claras las cosas, y mientras unos trajeron para hacer "all i pebre", otros trajeron la carne para hacer paella, eso sí, sin arroz. El cocinero se las tuvo que apañar con lo que había y el resultado fue sorprendentemente bueno, quizás el primer "mar i muntanya" de la historia. Pero no había nombre para definir aquel guiso singular. Alguien exclamó: “Xe collons, aixó és una espardenyà!” (una "alpargata" en castellano) haciendo alusión a la inconcebible mezcla de conceptos culinarios del plato, y de esta manera quedó bautizado.


Ingredientes (para 8 personas):

8 trozos de pollo
8 trozos de pato
8 trozos de conejo
1Kg de anguilas (que te las limpien y troceen bien en la pescadería, si no quieres llevarte sorpresas)
4 patatas grandes
8 huevos
1 cabeza de ajos
3 guindillas pequeñas
6 cucharadas de pimentón dulce de la Vera
Aceite de oliva

Preparación:

- Dora la carne con algo de sal a fuego medio en una paella.
- Majar en un mortero los ajos pelados, con el pimentón, las guindillas y la sal y añadir a la paella una vez sofrita la carne. Sofreir ligeramente para que el pimentón no amargue y añadir el agua.
- Añadir el agua hasta algo menos de los clavos. Llevar a ebullición, rectificar de sal y añadir la patata. A los 20 minutos de cocción, añadir la anguila, ya limpia y cortada, junto con los huevos. Dejar cociendo unos 5 minutos más. Rectificar de sal.



Garbanzos con bacalao
Para los amantes de la cocina exótica presentamos una deliciosa receta que sorprenderá. Se trata de unos ricos garbanzos con bacalao, o lo que se llama Chhole hindú. Se trata de un plato típico de la India, de la zona norte del país.

Ingredientes para 6: 1/2 kilo de garbanzos; agua para cubrir los garbanzos; 2 cucharadas de aceite vegetal; 2 cebollas medianas, picadas; 3 dientes de ajo picados; 2 cucharaditas de jengibre fresco rallado; 1 cucharada de cilantro molido; 2 cucharaditas de comino molido; 1/2 cucharadita de chiles secos machacados; 1 cucharadita de semillas de comino; 4 cucharadas de concentrado de tomate; 400 g de bacalao desalado en trozos; 350 ml de agua; 2 cucharaditas de garam masala; sal

1. Picar finamente la cebolla. Entonces, ponemos la mitad y una cucharadita de mezcla de ajo y jengibre, previamente machacados, en una cazuela grande. Echamos los garbanzos. Después cubrimos de agua hasta el límite de la olla exprés* y cerrar (25 minutos)

*Si no disponéis de olla exprés, podéis usar una cacerola grande (cocer los garbanzos al menos dos horas hasta que estén blandos).

2. Destapamos la olla y los colamos. En la misma cazuela calentamos el aceite y añadimos los cominos y esperamos a que empiecen a saltar. Añadimos la otra mitad de la cebolla picada con otra cucharadita de ajo y jengibre mezclados y lo dejamos pochar.

3. Ahora cogemos trozos de bacalao y los sellamos por arriba y por abajo a fuego fuerte. Sacamos el bacalao de la cacerola y reservar

4. En la misma cacerola, añadimos el concentrado de tomate, el chile, el garam masala y lo dejamos hervir. Añadimos entonces los garbanzos escurridos y salteamos.

5. Pasados unos minutos, añadimos el agua y los trozos de bacalao, y dejamos hervir durante unos 7 minutos hasta que el bacalao esté tierno y haya soltado todo su sabor. Decoramos con unas hojas de cilantro fresco.



Garbanzos fritos

INGREDIENTES 4 PERSONAS:

- 2 Botes garbanzos en conserva
- 1 Cebolla media-grande
- 1 Diente de ajo
- Chorizo picante (al gusto)
- 1 Cucharada sopera de harina
- 1/2 Cucharada sopera pimentón (dulce o picante al gusto)
- 1 Pastilla de caldo de carne
- Aceite de oliva virgen extra
- Agua y Sal
Primero cortar la cebolla a cuadritos pequeños y sofreir en unas cuatro cucharadas de aceite. Cuando empiece a ponerse transparente, añadís el chorizo picante cortado también en trocitos pequeños. Tenéis todo junto durante aproximadamente un minuto y (una vez lavados bajo el grifo y escurridos) añadís los garbanzos a la sartén. Un minuto más todo junto y añadís agua hasta que se cubran los garbanzos.

A continuación la pastilla de caldo de carne desmenuzada, a la sartén con todo. Con cinco minutos al fuego será suficiente.

Mientras se van mezclando los sabores en esta sartén, ponéis en otra con aceite, unas dos o tres cucharadas, el diente de ajo troceado muy fino, la cucharada de harina y el pimentón. Cuando comience a tostarse la harina (lo sabréis porque empieza a ponerse marrón) añadís esta mezcla a la sartén donde tenéis los garbanzos.

Todo junto otra vez unos dos minutos y listo para servir. Si dejáis que repose una o dos horas, tendrá mucho más sabor.


Gazpacho: Receta tradicional


Ingredientes para 4 personas
:

5 ó 6 tomates muy maduros (dependiendo del tamaño)
2 pimientos verdes,
1 pimiento rojo
1 cebolla, 1 pepino
1 ó 2 dientes de ajo (dependiendo del tamaño y del gusto)
un trozo de pan,
sal, aceite, vinagre y agua
PREPARACION:

Si el pan está seco o duro, ponerlo a remojo en agua, vinagre, aceite y sal. Pelar los tomates, el pepino, la cebolla y el ajo, los limpiaremos, así como los pimientos, sin olvidar quitar las pepitas. Luego trocearemos todos los vegetales.

Luego batir los vegetales, junto al pan. Comprobar el punto de acidez y sal, así como añadir un poquito de agua si estuviera demasiado fuerte.

Finalmente deberemos colar la mezcla con un colador fino para separar la piel de los pimientos, pepitas y posibles impurezas que puedan molestar al paladar. Una vez más deberemos corregir el punto de sal y de vinagre, así como la textura e intensidad de sabor con el agua. Guardarlo en la nevera antes de servirlo.

A la hora de servir el gazpacho, normalmente lleva un chorrito de aceite encima y puede tener una guarnición de picatostes, cubos pequeños de verduras o las dos cosas. Si se sirve por separado el comensal podrá añadir a su plato el aditivo que desee, incluso un poco de pimienta negra molida.

El gazpacho es un plato típico mediterráneo, muy sabroso, nutritivo y refrescante, ideal para el verano. Es muy fácil de realizar y, una vez refrigerado, puede aguantar varios días sin perder sabor ni textura.



Cómo elaborar el perfecto gazpacho andaluz

El gazpacho andaluz se ha expandido por todo el mundo como un plato nacional español. Aunque hay tantas recetas como madres, esta es de las mejores. ¿La receta definitiva? No existe para este plato, pero se acerca.

Ingredientes
:

  • 800 gramos de tomate maduro
  • 1 Cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 pimiento verde
  • 1 pimiento rojo
  • Medio pepino español
  • 150 gramos de pan duro
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 1 cucharada de moka de comino
  • Sal
  • 1 vaso de aceite de oliva virgen extra
  • 1/3 de vaso de vinagre de jerez
  • Agua

    Elaboración

    1. Lava bien todas las verduras y quita el germen del ajo para que repita menos. Córtalas en trozos medianos y colócalas en un bol grande. Añade la mitad del aceite, el vinagre, la sal, los cominos, el pimentón y un poco de agua. Deja macerando las verduras en la nevera unas 12 horas.

    2. Saca las verduras y trituralas muy fino con ayuda de un rayador (o a cuchillo). Pasa la mezcla por un chino.

    3. Tras esto, emulsiona la sopa con la batidora como si fuera una mayonesa, vertiendo el resto del aceite a medida que bates.  Prueba la mezcla y rectifica de sal y vinagre al gusto.

    4. Sirve el gazpacho acompañado de una guarnición compuesta por las mismas verduras que lo componen. 


En 10 minutos: gazpacho de invierno
Tan fresquito, tan sano y tan colorido. Queremos seguir alimentando los días grises de invierno y qué mejor manera que presentando una mesa capitaneada por el color rojo, o por el blanco según empleemos unos ingredientes u otros

Si preferimos un gazpacho blanco, sólo tenemos que sustituir los tomates por huevos, pero nosotros somos más del tradicional...

Ingredientes:
- 1kg de tomates.
- 3 patatas cocidas.
- Pan en remojo.
- 2 ajos.
- 1 pimiento verde.
- Un ramillete de cilantro.
- Aceite de oliva, sal y vinagre.

Pero para darle un toque más invernal vamos a añadir ¼ de hígado de cerdo. Muy sabroso y dará el toque diferente

Sólo tenemos que meter en el vaso de la batidora todos los ingredientes mencionados salvo el hígado, que tendrá que esperar para mezclarse con el resto.

Una vez tengamos estos ingredientes molidos, reservamos la mezcla en una olla a la espera de freír los higaditos, que podrán prepararse en una sartén acompañados de aceite y sal.

Cuando tengamos la fritura en su punto añadimos los higaditos a esa olla para que el gazpacho vaya tomando el gusto. Puede molerse y formar una sopa o puede tomarse como guarnición.


29 septiembre de 2014
La mejor lasaña del mundo

Ingredientes para 4:

- 150 gramos de salchichas blancas (de carnicería)
- 115 gr carne ternera picada
- 25 gr de cebolla cortada
- ½ diente de ajo machacado
- 5 tomates
- 40 ml de vino blanco
- 8 gr de azúcar
- 4 hojas de láminas de lasaña
- 150 gr de queso ricotta
- 150 gr mozzarella en láminas
- 20 gr de queso parmesano
- 1 huevo
- 2 hojas de albahaca
- 6 gr de sal
- pimienta negra

Y no es que nos haya dado por presumir, sino que éste es el nombre de la receta. Para poder decir si estamos exagerando tendrás que probarla.

Pasos a seguir:


Sofreír la cebolla y el ajo en una sartén con aceite de oliva virgen extra. Cuando esté dorada, añadir los dos tipos de carne hasta que se dore y añadir el vino.
En una cazuela aparte, calentar el tomate previamente triturado y el azúcar. Cuando empiece a hervir, sumar al preparado de carne.
Añadir la albahaca y salpimentar al gusto. Dejar reposar unos minutos.

Preparar las láminas de pasta tal y como indiquen sus instrucciones, y cuando estén listas enfriar con agua fría.

En un bol, mezclar el queso ricota con el huevo.

Prepara un recipiente y monta la lasaña: primero una capa de carne, cubrir con la pasta, después una capa de mezcla de ricota, una de pasta, una de queso mozzarela, una de carne y así sucesivamente hasta acabar con una de pasta. Sobre esta última, utilizar el queso mozzarela restante y espolvorear el parmesano.

Tapar con papel de aluminio y hornear a 190º durante 25 minutos. Destapar y hornear 20 minutos más. Antes de servir, dejar reposar unos 15 minutos.



Lentejas tradicionales

INGREDIENTES 4 PERSONAS:

- lentejas: 700 gr
- bacon: 150 gr, en tacos
- jamón serrano: 150 gr, en tacos
- 1 chorizo
- 1 cebolla
- pimentón dulce
- pimentón picante
- sal
- pimienta
- aceite de oliva virgen
- tomate frito - 1/2 litro
- agua - 1 litro
A quien no le gustan unas deliciosas lentejas, estaréis cansados de oír lo saludables y beneficiosas que son para nuestra salud, pues nosotros estamos completamente de acuerdo con esto. Están llenas de hierro, vitamina B y ácido folico, vamos que el que no se cuida es por que no quiere. A mayores es una receta contundente, por lo general para familias numerosas, muy recurrida por lo económicas que son, así que si con todo esto aun tenéis dudas, acudiremos al famoso dicho popular: “Hoy toca lentejas, si quieres las comes y si no las dejas”.

Preparación:

En primer lugar ¡importante!, no se ponen a remojo las lentejas, se echan a un escurridor, se lavan y se dejan escurrir. Cogemos la cebolla y la picamos mucho, para que casi no la apreciemos, solo queremos el sabor.

Cogemos una sartén añadimos un buen chorro de aceite de oliva, echamos la cebolla y dejamos pochar a fuego medio bajo durante 3 minutos aproximadamente. Añadimos el bacon y el jamón, cortamos el chorizo en rodajas y se lo añadimos también, sofreímos durante 3 minutos mas. Agregamos la pimienta, y los tipos de pimentón, removiendo y retirando rápidamente del fuego para que el pimentón no se queme.

Cogemos una cazuela alta, añadimos un buen chorrito de aceite de oliva y agregamos las lentejas que teníamos a escurrir, ponemos a fuego medio-fuerte, y removemos hasta  notar que las lentejas rugen en la pota, en este momento añadiremos nuestro sofrito de bacon y jamón, removemos para incorporar todos los ingredientes, añadimos el agua, el tomate frito y salamos.

Removemos y dejamos que casi levante el hervor, en este momento bajamos el fuego y tapamos la cazuela dejando cocinar durante 20 minutos aproximadamente, de vez en cuando removeremos para que no se pegue. Transcurrido este tiempo comprobamos si están listas, si necesitan rectificar el sal, si aun no están dejarlas 10 minutos mas. Las tendréis totalmente listas para disfrutar.

Nota

Recomendamos la variedad de lentejas pardinas, ganan en sabor y no es necesario poner en remojo, ya que tras probar varias clases y maneras de hacerlas, hemos comprobado que tras ponerlas en remojo la mayoría se rompían en la cocción y con este método conseguimos que queden enteras, así que solo las lavamos.

Huga










PERFECTOS MACARRONES CON QUESO

Ingredientes: - 6 tazas leche entera. - Media cebolla - 1 puerro cortado en trozos - 3 hojas laurel - 1 cucharadita pimienta negra en grano - 2 dientes ajo - 4 ramitas tomillo - 2 tallos apio cortados en trozos - 4 cucharas de perejil picado (y ramitas para decorar). - 4 cucharadas de mantequilla sin sal. - Un cuarto de taza de harina. - Un cuarto de taza de parmesano, 'grana padano' u otro queso curado recién rayado y un tres cuartos de taza de parmesano para rellenar. - Nuez moscada recién rallada. - Una cucharada de mostaza de Dijon. - 4 tazas queso 'cheddar' o una mezcla de los quesos recomendados recién rallados. - Sal y pimienta negra. - Dos cucharadas de mantequilla sin sal. - Una cucharada de aceite de oliva virgen extra. - 2 tazas y media de picatostes. - Medio kilo de pasta. - 250 gramos de 'mozzarela' fresca.

Elaboración

1. Mezcla la leche, la cebolla, el puerro, el laurel, los granos de pimienta, el ajo, el tomillo, el apio y el perejil en una cacerola. Cocina la mezcla a fuego medio hasta que llegue a ebullición, entonces retira la cacerola del fuego, tápala y déjala reposar al menos una hora.

2. Cuando la leche haya absorbido los sabores cuélala y retira todos los ingredientes. Vuelca 5 tazas de leche a la cacerola y caliéntala hasta que vuelva a hervir. Apaga el fuego, pero mantén la leche caliente.

3. En una sartén tendrás que realizar ahora la bechamel con queso. Funde la mantequilla, añade la harina y remueve de forma constante hasta que quede una masa sin grumos. Cocina, revolviendo, hasta que la mezcla no huela a harina cruda, durante unos 3 minutos. Añade la leche caliente (que tienes reservada), de media en media taza, removiendo cada vez que eches un poco para que se mezcle bien (en algún momento del procedimiento, te será más cómodo seguir con un batidor de alambre). Cuando esté lista la bechamel añade un cuarto de taza de parmesano, una pizca de sal y un poco de nuez moscada. Continua cocinando y removiendo hasta que la salsa esté espesa, suave y aterciopelada. Tardarás unos 5 minutos. Ahora retira la sartén del fuego. Añade la mostaza y las cuatro tazas de cheddar (o el queso que hayas escogido). Sazona al gusto con sal y mucha pimienta. Vuelve a colocar la sartéen sobre el fuego y remueve hasta que el queso se derrita.

4. Escoge una olla grande y pon el agua a hervir. Mientras, calienta el horno a 180 grados. Unta el fondo y los lados de una fuente para el horno con una cucharada de mantequilla. Derrite la otra cucharada de aceite en un tazón y mézclala con el aceite. Añade también los picatostes y reserva la mezcla.

5. Cuando el agua esté hirviendo añade la pasta (no eches sal, que el queso puede estar ya demasiado salado). Cocina la pasta siguiendo las intrucciones del fabricante para que quede al dente. Escúrrela y añádela a la sartén con la bechamel y el queso. En este momento puedes corregir el punto de sal.

6. Vierte la mitad de la pasta con su salsa en la fuente para el horno. Añade la mitad de la mozzarella y, sobre esta, la otra mitad de la pasta. Cubre la mezcla con los picatostes y lo que queda de mozzarella. Cubre todo con el parmesano. Hornea hasta que la parte de arriba esté dorada y la salsa burbujee a los lados. Tardarás una media hora. Decora el plato con unas ramitas de perejil antes de servirlo.



Macarrones con setas

Ingredientes para 6 personas

1/2 kg de macarrones,
1/2 kg de setas,
100 g de jamón serrano,
1/2 kg de tomates,
50 g de mantequilla,
50 g de queso rallado,
1 cucharada de pan rallado,
1 cebolla,
aceite y sal.

Preparación:

Los macarrones se cuecen durante 10 minutos en agua hirviendo con un poco de sal y después se escurren.

Aparte, en una cazuela con aceite caliente se fríe la cebolla picada, las setas -cortadas en láminas finas- y el jamón, cortado en cuadraditos. Se sazona todo con un poco de sal y se deja cocer lentamente durante 15 minutos.

Transcurrido este tiempo, se añaden los tomates pelados y troceados-, se remueve y se deja cocer destapado hasta que se evapore el jugo que sueltan las setas. En una fuente refractaria honda se mezclan los macarrones con las setas y un poco de queso rallado. El resto del queso y el pan rallado se espolvorean por encima junto con unas bolitas de mantequilla.

Se introduce en el horno a temperatura fuerte hasta que se forme una costra, y se sirve a continuación



Olla de Cardets

INGREDIENTES para 4-6 personas:

- 250 g de garbanzos
- 1/4 de pollo
- 500 g de carne de ternera
- 2 brazuelos cordero (jarrete o garreta)
- 2 huesos de rodilla de vaca
- 1 morcilla cebolla por persona
- 6 pencas de cardo
- 2 zanahorias
- 2 nabos
- 2 patatas medianas
- Sal y Aceite

PREPARACION:

Sobre la cantidad de cada ingrediente, hay tantas versiones como familias, y a unos les gusta mas una cosa y a otros otra, y según la cantidad de comensales, como en todas las ollas.

Vamos a poner en una olla a cocer el pollo, las carnes y los huesos. Espumamos a conciencia y cuando empiece a hervir añadiremos los garbanzos que habremos tenido en remojo toda la noche (si son de bote no hace falta). Cocemos sobre hora y media.

Limpiamos bien los cardos (cardets) y cortamos. Pelamos y cortamos las zanahorias y los nabos y añadimos las verduras a la olla, media hora más. A continuación añadimos las patatas peladas y troceadas, las morcillas, la sal y un poco de aceite de oliva.

Y tan pronto la patata este cocida, retiramos del fuego y dejamos reposar unos minutos. Cuidado con las morcillas no se deshagan.

 




Olleta torreblanquina

En los días más fríos del invierno, es uno de los platos que más salida tienen en las cocinas de Torreblanca

Ingredientes: 
- careta de cerdo 
- costilla de cerdo 
- manitas de cerdo 
- cardos 
- patatas
- alubias blancas
- morcilla seca 
- huesos de jamón

Elaboración: 
1. Poner a hervir en una cazuela grande, ya que este será nuestro caldo madre, la careta y la costilla 
2. Por otro lado, hervir las manitas y los huesos de jamón. 
3. Limpiar y poner a hervir los cardos troceados en otra olla.
4. Pasada una hora, incorporar el caldo de las manitas y el jamón al caldo madre. 
5. Cuando los cardos estén tiernos, colarlos, introducirlos al caldo madre y esperar a que éste recupere el hervor. *El caldo de los cardos no se debe añadir al caldo madre porque puede amargar.
6. Cuando hierva, añadir las patatas chascadas (para que suelten parte del almidón al hervir y liguen el caldo) y las morcillas secas. *Si las alubias son secas, añadirlas en este punto (previamente hidratadas), si están cocidas, introducirlas cuando las patatas ya estén tiernas. 
7. Cuando las patatas ya están tiernas y todos los ingredientes en la misma olla, dejar hervir todo durante 10 minutos, rectificar de sal y servir. 



24 junio de 2014

Receta de Pasta Alfredos estilo Ginos

Ingredientes salsa Alfredos:

- 125 g. de mantequilla sin sal (cortada en trozos)
- 1 chorro de aceite
- 450 ml. de nata para cocinar
- 50 g. de queso crema
- 100 g queso parmesano
- 2 dientes de ajo (cortados en trozos muy pequeños)
- Nuez moscada
- Perejil
- Sal
- Pimienta

Fettuccini, spaguetti, pappardelle,... cualquiera de estas variantes es perfecta para la salsa de pasta más famosa. Aunque la combinación más conocida son los Fettuccini Alfredos y su origen fue en Italia.

Esta salsa se hizo en el restaurante Alfredo alla Scrofa de Roma, cuya propiedad era de Alfredo di Lelio. Cuentan que fue inventado como una variante de los Fettuccini al burro (a la mantequilla) para que su mujer, embarazada, pudiera digerir mejor el plato.

El invento le salió tan bien que es uno de los platos presentes en todas las cartas de los restaurantes italoestadounidenses. En España, también podemos disfrutar de este delicioso plato en muchos locales aunque no es muy común que esté en todos.

Preparación para la salsa:

1. En una cacerola mediana previamente calentada a fuego bajo, echamos un chorrito de aceite, agregamos los ajos y, a continuación, los trozos de mantequilla para derretir. Cocinamos a fuego suave para que la mantequilla se vaya derritiendo muy poco a poco.

2. Una vez vemos que está totalmente fundida, añadimos la medida de nata y de queso crema y vamos removiendo para que ligue la salsa.
El tiempo aproximado será de 5 ó 6 minutos y siempre a fuego bajo.

3. Cuando vemos que ha cogido cuerpo y la nata ha reducido un poco, es momento de verter la medida de queso parmesano y remover bien de vez en cuando durante 1 minuto para que no se hagan grumos.

Nota: Si no queréis usar parmesano, podéis hacerlo con queso emental.

4. Retiramos del fuego, y agregamos una pizca de nuez moscada, pimienta y sal al gusto y rectificamos si hiciera falta.

5. Por último, y siempre fuera del fuego, añadimos perejil picado para dar un toque de color.

Preparación para la pasta:

1. Ponemos una olla con agua. Cuando hierva, añadimos sal, un chorro de aceite y una hoja de laurel para darle un toque distinto. Añadimos la pasta que hayamos elegido (calculamos 100 gramos por persona) y respetamos el tiempo de cocción que está estipulado en el envase.

2. Eliminamos el agua de la pasta en un colador.

3. Emplatamos y ¡a comer!



Pasta con salsa Arrabbiata. Receta italiana paso a paso


INGREDIENTES:

- 3 dientes de ajo
- Albahaca fresca (6 hojas grandes) - 6 cayenas o guindillas (5 g)
- Aceite de oliva extra virgen Ilove (5 cucharadas)
- 2 latas de tomate entero pelado (780 g x 2)
- 1 cucharadita de varias hierbas aromáticas (tomillo, orégano y perejil)
- Sal y pimienta negra recién molida
- 1 paquete de 500 g de pasta Garofolo tipo Casarecce o el tipo de pasta que más te guste
- 3 cucharadas grandes de queso Pecorino Romano o Parmesano

 

La salsa arrabbiata es simple, picante, sabrosa y hasta diría divertida. Arrabbiata o “salsa enojada” debido a las guindillas o chiles que lleva. A mí me gusta dejar la guindilla en la salsa y encontrarme la sorpresa de vez en cuando pero podéis suavizar la receta sacando las guindillas antes de añadir el tomate o directamente no ponerlas, pero que conste que le quitareis toda la gracia a la receta :)

Esta clásica salsa es muy común en Italia en las zonas de Lazio, Abruzzo y Moliese y los platos más famosos con esta salsa son: spaghetti all’arrabbiata, maccheroni all’arrabbiata y penne all’arrabbiata. La receta original no suele llevar albahaca aunque una vez que pruebas la receta con ella tienes que incluirla. Os dejo con la receta original con alguna licencia que, a mi entender, mejora la salsa. Y no hace falta que os diga que sale de rechupete.

PREPARACION de la Sasa:

  1. Abrimos la lata de tomates y retiramos el exceso de líquidoya que sólo vamos a utilizar la pulpa.
  2. Introducimos en una cazuela el aceite y mientras se calienta, pelamos los ajos y fileteamos finamente. Añadimos los ajos y las cayenas o guindillas, doramos los ingredientes y cuando comiencen a tener color introducimos los tomates y los partimos a la mitad con ayuda de una cuchara de madera. Dejamos pochando hasta que reduzcan a menos de la mitad de su tamaño, unos 40 minutos a fuego lento. Si tenéis prisa podéis hacerlo en 15-20 minutos a fuego medio-alto removiendo continuamente para que no se pegue el tomate a la cazuela (pero el sabor no será el mismo).
  3. Añadimos una cucharadita de azúcar para reducir acidez, una pizca de sal y pimienta negra recién molida, introducimos la albahaca picada y las especias. Removemos todo bien juntando sabores.
  4. Probamos y rectificamos con sal. Removemos unos minutos y apartamos del fuego. Reservamos para juntar con la pasta

PREPARACION DE LA PASTA:

Os recomiendo por experiencia tres marcas: Barilla, la marca blanca del Hipercor y Garofalo.

  1. Tener la salsa ya preparada antes de que la pasta toque el agua. La salsa siempre debe esperar a la pasta y no al revés.
  2. Calentamos un litro de agua por cada 100 g de pasta. Y siempre intenta utilizar una cazuela grande.
  3. Cuando empiece a hervir a borbotones echamos 1 puñado generoso de sal, unas 2 cucharadas rasas por cada 500 gramos de pasta. Seguidamente añadimos la pasta, siempre toda junta. Removemos con una cuchara de madera para que los casarecce no se peguen y queden sueltos.
  4. En el reverso del paquete de pasta viene el tiempo de cocción, en este caso son 11 minutos. Así conseguiremos lo que se llama pasta “al dente” o en su punto justo. Escurrimos la pasta inmediatamente y la juntamos con la salsa y mezclamos con una cuchara para que se junten bien
  5. Decoramos cada plato con un poco de perejil picado y alguna hoja de albahaca fresca. Rallamos unas escama de queso parmesano o pecorino y espolvoreamos por encima de la pasta. Los servimos calentitos.



PATATAS GUISADAS CON NÍSCALOS (ROVELLONES)
Plato típico otoñal y casero donde los haya tanto por los níscalos que son de temporada como por ser un plato de cuchara caliente que para estos días llenos de humedad y frío la verdad es que apetece.

Ingredientes:
  • 300 gr. de Níscalos
  • Aceite
  • 1 Cebolla pequeña
  • 1 Pimiento rojo
  • 1 Tomate pelado
  • 3-4 Patatas (dependerá de los comensales)
  • 2 Hojas de Laurel
  • 2 Zanahorias pequeñas
  • Sal
  • 2 Dientes de ajo
  • Perejil picado
  • Chorro de vino blanco (opcional)
Elaboración:

1. Empezamos preparando las setas, las limpiaremos mucho hasta quitar toda la tierra, dejamos escurriendo. Fondeamos una cazuela con aceite, añadimos la cebolla cortada en una brunoise pequeña y lo mismo con el pimiento, pochamos unos 10 min.aprox.

2. Añadimos la zanahoria pelada y cortada en rodajas, el tomate pelado y cortado en trozos pequeños, dejamos que se poché todo junto a fuego medio cuando notemos que el sofrito necesita algo de liquido, es la hora de regar con un chorro de vino nuestro sofrito.

3. Añadimos los níscalos, rehogamos bien unos minutos, echamos un majado de ajo y perejil, removemos bien, añadimos las patatas tronchadas (consiste en empezar a cortar la patata y antes de terminar el corte tronchar para que suelten el almidón) rehogar unos minutos.

4. Por ultimo cubrimos con agua o  caldo y dejamos a fuego medio hasta que las patatas estén cocidas, unos 10-15 min.


Potaje de alubias con judías verdes

Ingredientes

1/2 kg. de alubias blancas
1/2 kg. de judías verdes
Chorizo
1 morcilla de arroz para cocer
Pimentón
2 dientes de ajo
Harina
Agua
Aceite de oliva virgen extra
Sal

Bueno, pues ahora que estamos empezando el otoño y en algunos sitios comienza a hacer frío este es un plato ideal.

PREPARACION


Poner a remojo la noche anterior las alubias. Por la mañana tirar el agua donde las hemos tenido, añadir agua limpia y el chorizo en rodajas y poner a cocer despacio.

Mientras, pelar las judías y partirlas en trozos no muy grandes. Hacía la mitad de la cocción de las alubias añadir las judías verdes. No hay que olvidar añadir agua fría siempre que se necesite, ya que no deben quedar sin agua para que la piel de la alubia no se rompa.

Cuando estén tiernas, poner en sartén aceite y cuando esté caliente añadir el ajo picado. Cuando empiece a dorarse apagar, añadir un poco de harina y revolver. Añadir un poco de pimentón y revolver. Verter a las alubias, remover con cuidado, añadir la sal y remover. Añadir la morcilla entera y dejar cocer despacio unos diez minutos.

Este plato está mucho más rico si lo preparamos a primera hora de la mañana y lo dejamos reposar, o también si lo preparamos de víspera.

Un plato de cuchara excelente para las estaciones frias.


Amparo



Sopa de garbanzos con bacalao


INGREDIENTES 4 personas:

- 300 gr de garbanzos en seco
- 500 gr de espinacas frescas
- 400 gr de bacalao desalado
- 2 cebollas
- 2 dientes de ajo
- 1 hoja de laurel
- 1 huevo batido
- Aceite de oliva virgen
- Sal

.

Debido a la prohibición religiosa de comer carne en este período, este plato contiene como aporte proteínico bacalao en salazón, generalmente cocinadas en pote u olla de barro.

En la cocina tradicional española encontramos la receta con el nombre largo de: “Potaje de Bacalao con Garbanzos y Espinacas”, aludiendo a los ingredientes protagonistas.

Este Potaje de Vigilia es considerado uno de los platos más arraigados en la gastronomía de Semana Santa.

PREPARACION:


El bacalao lo tendremos que poner a desalar 24 horas antes, cambiando el agua 3 veces, más o menos cada 8 horas.

La noche anterior pondremos a remojo los garbanzos en agua caliente con sal y una pizca de bicarbonato.

A la hora de preparar el potaje, colocamos en la olla a presión abundante agua, los garbanzos (escurridos), una cebolla y los dientes de ajo, así como la hoja de laurel y un punto de sal.

Cuando empiece a hervir, desespumamos con una espumadera y cerramos la olla. Bajamos al mínimo el fuego y dejamos 30 minutos.

Mientras lavamos y quitamos los tallos a las espinacas. Las introducimos durante 2 minutos en cazuela con agua y sal hirviendo. Sacamos las espinacas a un escurridor, las lavamos con agua fría, para que no pierdan el verdor y reservamos.

Después en una sartén doramos la cebolla picada finamente, agregamos el bacalao desalado y troceado, removemos. Este sofrito se lo añadimos a la olla una vez estén cocidos los garbanzos, damos una vueltas con una cuchara y a continuación incorporamos las espinacas. Dejamos el potaje a fuego muy lento unos minutos para que se mezclen los sabores, probamos el punto de sal.

Retiramos del fuego, mientras removemos con una cuchara, echamos el huevo batido.

Servimos… Hay mucha gente que le gusta echar al potaje un puñado de arroz para darle más consistencia al caldo del potaje de vigilia.



Receta de puré de patata con ajos


INGREDIENTES 4 personas:

- 700 gr de patatas,
- 8 dientes de ajo,
- 150 ml de leche,
- 80 gr de mantequilla,
- sal
- pimienta negra recien molida.

Sorprendentemente el ajo, a pesar de llevar gran cantidad, no pica. Le da un sabor ligero, además de un aroma muy diferente al puré. Pero lo que más me gusta es la textura del puré, se nota que es casero.

PREPARACION:


Empezamos limpiando y pelando las patatas. Las partimos en trozos y las ponemos a hervir en agua durante unos 10 minutos. A continuación añadimos los ajos y dejaremos cocer otros 10 minutos. Sacamos y escurrimos reservando tres cucharadas del caldo.

En la misma cazuela, previo lavado, ponemos la leche y la mantequilla a hervir. Cuando haya hervido y la mantequilla se haya deshecho por completo añadimos las patatas y los ajos y apartamos del fuego. Con un pisa patatas o un pasapurés lo machacamos todo. Si queremos hacerlo más fino lo podemos volver a pasar. Sazonamos con sal y pimienta al gusto.

Consejos y sugerencias

En casa servimos el puré de patata, y este con ajos no iba a ser excepción, como guarnición. Aunque si os gusta mucho podéis ponerlo como si fuese un primero, eso sí bastante contundente.



Sopas de ajo o sopa castellana


Ingredientes 6 personas

- 150 g de jamón serrano
- 10 dientes de ajo 6 huevos (1 por persona)
- 12 rebanadas de pan duro
- 2 litros y medio de caldo de carne
- Sal y pimienta (al gusto)
- 2 cucharadas de pimentón dulce "De la vera"
- 50 ml de aceite de oliva virgen

Preparación

  1. Pelamos y fileteamos los ajos, no es necesario que sean muy finos. Elegimos una cazuela grande, calentamos el aceite en el fondo e introducimos el ajo. Salteamos hasta que comiencen a coger un color dorado (pero cuidado que no se arrebaten) y añadimos el jamón cortado en trozos pequeños. Removemos con una cuchara de madera de manera envolvente hasta juntar bien los sabores.
  2. Cuando los ajos tengan un color miel tostado añadimos 6 rebanadas de pan duro y les damos unas vueltas. Retiramos la cazuela del fuego y espolvoreamos con el pimentón dulce. El pimentón cumple una doble función: colorea de rojo el pan y además proporciona aroma. Es importante hacerlo con la cazuela fuera del fuego para evitar que el pimentón se queme y que todo quede con un desagradable sabor amargo que nos fastidiaría la sopa.
  3. Volvemos a colocar la cazuela al fuego, siempre bajito dado que el truco de esta sopa es que el agua o el caldo nunca rompa a hervir durante el proceso de cocción. Rehogamos durante 2-3 minutos y sin dejar de remover agregamos el caldo. Cocemos a fuego moderado durante unos 20 minutos, en ese tiempo no hace falta remover la sopa.
  4. Añadimos el resto del pan, las otras 6 rebanadas que previamente hemos tostado con un poco de aceite de oliva. Colocamos en la superficie y las dejamos flotar hasta que se ablanden. Añadimos sal y pimienta negra recién molida. Probad el caldo antes de añadir la sal puesto que dependiendo de la cantidad de jamón y lo salado que sea puede que no sea necesario.
  5. Rompemos los huevos y los echamos a la sopa. Yo suelo añadir un huevo por comensal. Dejamos cuajar durante 2-3 minutos. Otra opción es la de separar las claras de las yemas y añadir sólo las claras y la yema ponerla después en cada plato. Cuando añadimos la sopa al cuenco la yema se mezcla con la sopa y queda deliciosa. El huevo quedará o bien en forma de huevo hilado o en trocitos escalfado.
  6. Servimos super caliente en un cuenco o si tenemos en cazuelas de barro (es lo propio). ¡Y que aproveche!

Consejos:

- El mejor pan para estas sopas es el pan castellano, de trigo blanco. Las rodajas de pan suelen ser de entre 5 a 15 milímetros para que la sopa espese al ablandarse el pan.
- Le va muy bien una hoja de laurel en la cocción.



Sopa de pollo y maíz: la receta templada que no te hará sudar
Si estás harto del refrescante gazpacho, pásate a esta preparación donde las proteínas y los carbohidratos se unen en un rico plato.

Ingredientes:

- 1 cucharada de mantequilla
- 1 cebolla picada
- 300 g de pechuga de pollo
- 300 g de maíz cocido de lata
- 1 cucharada de comino molido
- 750 ml de caldo de pollo
- 150 ml de nata líquida

Preparación de la sopa de pollo y maíz

1.- En una cacerola ponemos a calentar la mantequilla y doramos la pechuga de pollo cortada en tiras finas junto con la cebolla muy bien picada. Salamos al gusto.

2.- Cuando estén ligeramente doradas, añadimos el maíz cocido escurrido y el comino molido. Mezclamos bien.

3.- Añadimos el caldo de pollo y la nata líquida y dejamos cocer a fuego lento durante 10 minutos. Servimos caliente o templado.

Una sopa completa ya que lleva: proteínas, grasas y carbohidratos. Sin duda un entrante equilibrado para disfrutarlo cualquier día del año.
















Email de Contacto: webmaster@losufrimosensilencio.com
|
AVISO No nos hacemos responsable de archivos y links expuestos, dado que han sido enviados por personas anónimas.
Si tuviera conocimiento de que alguno posee copyright nos envias un mensaje e inmediatamente lo quitaremos.